woman writing on paper on table near lapop
Comparte si te ha gustado!


La estabilidad laboral reforzada es un derecho que busca proteger a los trabajadores en situaciones de debilidad manifiesta, particularmente aquellos que enfrentan problemas de salud que afectan su capacidad para desempeñarse en su labor. Las sentencias SU-087 de 2022 y SU-061 de 2023 de la Corte Constitucional han establecido criterios claros en este aspecto. Sin embargo, también es crucial entender qué debe demostrar una empresa al terminar un contrato para prevalecer en una acción de tutela en el contexto de la estabilidad laboral reforzada.

Condiciones Previas:
Antes de proceder con la terminación de un contrato, es esencial que la empresa esté al tanto de las condiciones de salud del empleado. La Corte ha especificado tres requisitos clave:
i) El trabajador debe estar en una condición de salud que afecte su desempeño laboral,
ii) La empresa debe estar consciente de esta condición antes de la desvinculación,
iii) No debe existir una justificación suficiente para la terminación del contrato que evidencie discriminación.

Terminación del Contrato:
La desvinculación laboral debe ser justificada adecuadamente. La Corte ha señalado que la protección del derecho a la estabilidad laboral reforzada se activa cuando la terminación del contrato se da sin la autorización del Ministerio de Trabajo, lo que presume un motivo discriminatorio. En tal escenario, la carga de la prueba recae sobre la empresa para demostrar lo contrario.

Caso Práctico:
En la sentencia T-276 de 2023, se discutieron dos casos en los cuales los empleados fueron desvinculados tras enfrentar situaciones adversas de salud originadas en su entorno laboral. En ambos escenarios, la Corte amparó los derechos de los trabajadores, reiterando la necesidad de cumplir con los principios constitucionales de igualdad, prohibición de discriminación, y solidaridad social.

Demostración de Causa Justificada:
Para ganar una tutela por estabilidad laboral reforzada, la empresa debe demostrar que la terminación del contrato no estuvo basada en la condición de salud del trabajador, sino en causas objetivas y justificadas. Además, debe probar que no tenía conocimiento de la enfermedad del empleado o que existieron otras razones sustanciales para la terminación del vínculo laboral.

Conclusión:
El proceso de tutela por estabilidad laboral reforzada es un equilibrio entre la protección de los derechos de los trabajadores y la capacidad de las empresas para tomar decisiones operativas. Para prevalecer en una acción de tutela, las empresas deben prepararse adecuadamente, proporcionando evidencia clara y objetiva que justifique la terminación del contrato, apartándose de cualquier presunción de discriminación.

CONTESTACIÓN DE TUTELAS EN 24 HORAS

Si requieres la elaboración de una contestación profesional ante una acción de tutela en la cual eres demandado. ¡Solicita Ahora nuestro servicio! 📲 WhatsApp (+57)3054183382  Valor $300.000. 


Comparte si te ha gustado!